viernes, 8 de abril de 2011

¿Por que? De noche todos los gatos son pardos...

Sin la luz que le da brillo al espíritu, no hay mas tono que negro, tanto afuera como adentro.


Cuando decidí crear el blog aproximadamente hace unos tres años ya, estaba leyendo frases en Italiano, y recordé una vieja frase que mi mamá me había dicho alguna vez: "Di notte tutti i gatti sono grigi" pensé si colocar esta, o "Fata viam invenient" que significa: El destino se abre paso, o consigue su camino.

Nunca supe cual seria el objetivo en especifico de este blog, si tendría un tema en especial, creo que eh conseguido crear un blog reflexivo con su tono poético, y con un poco de comedia.
Originalmente mis intenciones eran bastantes oscuras, De noche todos los gatos son pardos, Significa para mi que: No hay mas perspectiva que ver todo oscuro, mi pasión por los gatos mas un toque de humor negro, mas allá de eso, la raíz de este viejo dicho de una forma no metafórica, es, simplemente, la forma en la que ven los gatos.

Todos sabemos que la vista humana esta conformada por los conos y los bastones Los nombres de cada tipo de receptores se deben a la forma que poseen, pero no sólo se distinguen en cuanto a su aspecto sino también en su función y cantidad.
Los conos son los que aportan color a nuestra vista, gracias a ellos podemos ver los colores. Sin embargo, tienen un pequeño gran inconveniente, sólo nos permiten ver los colores a partir de cierta intensidad lumínica. Dicho de otra forma, sin la suficiente luz no podemos captar los colores porque estos receptores no funcionan, sólo podemos ver en escalas de grises.

Una vieja pregunta que muchos (de los amantes de los gatos) nos hemos hecho alguna vez, es: 

¿Pueden los gatos ver los colores?

Sí, pero más bien pobremente, ésta es la respuesta. Durante la primera mitad de nuestro siglo, los científicos estaban convencidos de que los gatos eran por completo ciegos a los colores, y una autoridad reelaboró el dicho popular de esta forma: “Tanto de día como de noche, todos los gatos son pardos.” Ésta fue la actitud que prevaleció en los años cuarenta, pero durante las últimas décadas, se llevaron a cabo investigaciones más cuidadosas y ahora se sabe mejor que los gatos pueden distinguir entre ciertos colores, pero no, al parecer, con demasiada finura.

La razón de que los primeros experimentos fracasaran en revelar la existencia de la visión del color en los felinos fue porque, en pruebas de discriminación, los gatos captaron con rapidez las sutiles diferencias en el grado de grises, y se negaron a abandonar esas pistas cuando se les presentaron dos grises exactamente iguales. Por lo tanto, las pruebas dieron resultados negativos. Empleando unos métodos más sofisticados, estudios recientes han sido capaces de probar que los gatos distinguen entre el rojo y el verde, el rojo y el azul, el rojo y el gris, el verde y el azul, el verde y el gris, el azul y el gris, el amarillo y el azul, y el amarillo y el gris. Aún sigue en discusión si pueden distinguir entre otros pares de colores. Por ejemplo, una conocida autoridad en la materia cree que también pueden expresar la diferencia entre el rojo y el amarillo, pero otros no son de la misma opinión.

Sean cuales fueren los resultados finales de esas investigaciones, una cosa es segura: el color no es relevante en las vidas de los gatos, como lo es en las nuestras. Sus ojos están mucho más afinados para ver con escasa luz, donde necesitan sólo una sexta parte de la luz para captar los mismos detalles de movimiento y forma en relación a nosotros.


De noche, todos los gatos son pardos por: Esther Samper 

Guia para comprender a los gatos por: Desmond Morris

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada